• Como usarlo •

El método tradicional consiste en envolver los estigmas en un papel fino formando una especie de sobre y colocar éste sobre la tapadera de una cacerola puesta al fuego para que tome calor. Después de unos segundos al calor, se trituran las hebras presionando el papel o machacando su contenido en un mortero.

Una vez tostadas las hebras, volcamos el contenido de nuestro paquete de aluminio en un recipiente donde podamos pulverizarlo y disolverlo en un poco de líquido para que se pueda repartir uniformemente. Según la receta que estéis preparando lo haremos en agua o en el caldo de cocción. Después añadiremos el líquido, — que tendrá el sabor y el color del azafrán, — sobre el resto del caldo.